Cabalango, ¡un lugar único!

Cabalango, ¡un lugar único!

Si de lugares tranquilos hablamos, Cabalango es el máximo exponente en las Sierras de Córdoba. Es que este pequeño poblado de unos 500 habitantes, que se pareciera más a un barrio de Villa Carlos Paz que a una comuna con autonomía propia, es un destino único en lo que a paisajes y calidad de descanso se refiere.

Balneario Las Hoyas sobre el arroyo Los Chorrillos

Esta población está ubicada a 8 kilómetros de Tanti y a 12 kilómetros de Carlos Paz, por un hermoso camino asfaltado hace unos pocos años, que serpentea entre las montañas para adentrarse en un pulmón verde donde se respira ese aire serrano, con notas de hierbas silvestres y por qué no los infaltables asados que a la orilla del río se ven a diario.

Es atravesado por un arroyo llamado Los Chorrillos que forma en las orillas del pueblo, un balneario de características únicas llamado Las Hoyas por las formaciones rocosas desgastadas por el paso constante del agua que crearon singulares “hoyos” (de ahí el nombre) que se pueden aprovechar cual pequeños piletones de aguas mansas yodadas, que le dan el típico color amarillento tan característico de esta zona.

calle-cabalango-balneario-cordobaUna de las pocas calles adoquinadas de Cabalango

En la temporada de verano este pequeño poblado se convierte en un sinérgico paraje donde llegan cientos de personas de todo el país, ya que en los últimos años se ha dado a conocer de sus hermosos paisajes, el descanso alejado del ruido de la ciudad y sus hermosos balnearios. Y su oferta turística crece en forma sostenida con un hotel de grandes dimensiones y varios complejos de cabañas como así también casas particulares en alquiler temporario.

Recorrer sus callecitas, jugar con los niños en las placitas comunales y descansar a la orilla del arroyo es algo que queda en el recuerdo sin lugar a dudas… Cabalango es un destino que cobra fuerza años tras año y que mantiene intacta su condición de pueblo, con gente amena, trato personalizado y un descanso reparador…

11 julio, 2016 / por / en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *